Marca personal para deportistas

Marca personal para deportistas: Lo que puede matar a un blogger

Imagina que llega el día, el de tu triatlón. Llevas días navegando por las redes para que no se te pase ni una. Haces uso de los hashtags para saber lo que se cuece entorno a la prueba y te topas con él, el blogger.

No sabemos como habrá sido tu primera toma de contacto, pero él ya ha llegado a ti. Puede que no le sigas de primeras, pero lo más probable es que si sigues buscando información del triatlón vuelvas a toparte con él.

¿En qué situación te encuentras?

Puede que seas difícil de encandilar, pero si ese chico/a blogger sigue estando presente en la prueba de alguna forma u otra, igual…

¿Hablar de una prueba sin asistir? Como deportista que eres, suponemos que lo que quieres es que te informen de algo con la mayor realidad posible y para hablar de un triatlón, el blogger en cuestión deberá estar allí o por lo menos haberlo disputado para poder comentar sobre la prueba, ¿no? De no ser así, no hay que catapultarlo, porque puede que haya recogido la información necesaria y recurrido a fuentes fiables para poder hablar con fundamento de ello.

Habla de lo que conozcas y domines, e intenta ser lo más cercano posible. Esta es la principal recomendación que damos a nuestros deportistas. La relación que se establece entre un blogger y sus seguidores se basa en la confianza, algo que no se pide, se gana.

No es cuestión de confianza

Hablamos de él, del blogger. ¿Cómo calar en el público y construir una fiel comunidad de seguidores? No es cuestión de confianza, se trata de invertir en relaciones, es decir, dedicar tiempo y esfuerzo a que los demás le conozcan y a cambio, que no está nada mal, que también él les conozca a ellos, sí, aunque sea un poco. Mostrar esa humanidad de: “Estáis ahí y cuando me preguntáis os contesto e intento ayudaros”. Un forma sencilla de demostrarlo.

La sinceridad es admitir que te has equivocado

Un blogger no tiene la verdad de todo. Puede ser experto en su materia, pero también es humano y se equivoca. Algo tan sencillo como convertir la verdad en una de sus virtudes.

Constancia

Si el blogger no es constante en lo que hace, dejarás de leerlo y en consecuencia, te olvidarás de él. La constancia consiste en tener ganas, el enfoque y las herramientas necesarias para llevar a cabo lo que se tenga entre manos y se mantenga a largo plazo.

Llegado hasta aquí, ¿seguirás a ese blogger que habla de triatlón que vas a disputar?

No hay comentarios

Escribe un Comentario