marca personal deportiva

Los seis errores de una marca personal deportiva

La receta para ser un influencer parece que no está del todo clara. No existe la fórmula mágica para convertirse en uno, pero sí que todos ellos tienen varias cosas en común. Nosotros vamos a centrarnos en los influencers del ámbito deportivo y en los errores que pueden llegar a ‘matar’ a su marca personal deportiva.

Errores de una marca personal deportiva

  1. Si eres un influencer del deporte, demuéstralo. En el deporte ‘el postureo’ no siempre es posible, de hecho si abusas de él jugará en tu contra.
  2. ¿Eres deportistas de…? ¿Cuál es el deporte con el que te identificas? Practicar un deporte no exime el dejar de lado el resto, de hecho “el deporte complementa a los deportes”. Practicar los deportes que se complementan con el tuyo, incluso probar de nuevos, siempre te resultará beneficioso. Pero ¿todo vale? Pongamos un ejemplo: Eres un maratoniano y empiezas a darle a la bici. Pasado un mes empiezas con el surf, más adelante pruebas con el golf y luego con la hípica, siempre citando el lugar o la marca o utensilio que necesites para practicarlo. Piensa… ¿este vaivén de multi deportes está jugando a tu favor? Encuentra tu nicho y la receta de cómo alimentarlo.
  3. Dejar de enseñar tus logros. Te esfuerzas, dedicas horas y horas a lograr tus objetivos ¿y dónde queda todo eso? Las redes sociales son la vía elegida por la gente para conocer más sobre el deportista, más allá de lo que puedan escuchar o leer en las noticias. Aprovéchate de todo lo que tú mismo puedes mostrar, algo que ya haces, solo te falta comunicarlo.
  4. Cuentas desactualizadas. Sabes que tienes que tener redes sociales, pero eso no quiere decir que estés presente en ellas y solo eso. Si no puedes llegar a estar en todas, elige una, aunque solo sea una, y aliméntala bien y de forma actualizada. Si decides dejar de ser activo en alguno de tus perfiles es recomendable que cierres esa cuenta o al menos deja un mensaje de despedida.
  5. Caer en las provocaciones de los aficionados. Existe una fuerte pasión por el deporte y puede que algún aficionado deje caer sus frustaciones con insultos directos. En las redes sociales parece que mostrar el descontento es más fácil. Si te sientes amenazado, nunca caigas en el juego, puede que tu reputación se vea afectada. Si tienes que actuar por otras vías legales, déjalo en manos de profesionales, asesórate.
  6. Ser un robot. La gente busca cercanía ¿por qué crees que te siguen en redes sociales? Que tus seguidores sepan que eres humano y que más allá de tus logros tienes una vida. Engancha a tu público, simplemente se cercano.

 

Errores cometemos todos, pero tras la experiencia propia en el asesoramiento de la marca de nuestros deportistas esperamos que estas recomendaciones te sirvan de ayuda.

No hay comentarios

Escribe un Comentario